Casa. Náquera

De este proyecto nos sentimos particularmente orgullosos de la transformación del aspecto exterior de la vivienda y de los espacios interiores conservando la estructura del proyecto arquitectónico inicial. 

 

Para la nueva fachada se utilizó un material de silicato de cal contínuo, sin juntas, que tiene más ventajas sobre otros, como la durabilidad. En el interior era necesario ganar espacio y luz en todas las estancias, la redistribución de las paredes y la apertura de grandes ventanas fueron la solución. 

 

Especial presencia tiene la escalera flotante de madera que conecta las dos alturas.